Las zonas elegidas para realizar la repoblación han sido Betren, Vila, Mont y Montcorbau. Se podrán cazar, miércoles, domingos y festivos.

El sábado 7 de noviembre de 2015 se dio inicio a la repoblación de perdices por parte de la Societat de Caça e Pesca Val d’Aran, con la supervisión de los técnicos del Conselh Generau d’Aran. Se liberaron 40 de un total de 190 perdices, que se soltarán en semanas consecutivas durante la temporada de caza.

La Societat de Caça e Pesca Val d’Aran, estaba a la espera de las perdices que anualmente nos proporcionaba la Federació Catalana de Caça.

El trámite de solicitud de perdices a la Federació Catalana de Caça, fue realizada por la anterior junta directiva de la Societat de Caça e Pesca Val d’Aran el día 1 de mayo de 2015. La Federació Catalana de Caça aceptó la solicitud, para hacernos entrega de dichas perdices sobre estas fechas, como cada año.

Llegados a este punto, contactamos con la Federació Catalana de Caça, para que nos hicieran la entrega. Nos informaron que actualmente esta entrega de perdices ya no es competencia suya y que no podían proporcionárnoslas, nos instaron a que contactáramos con el Conselh Generau d’Aran, que es quien actualmente realiza la gestión.

Nos pusimos en contacto con el Departament d’Agricultura, Ramaderia e Miei Naturau del Conselh Generau d’Aran, para estudiar una vía alternativa de repoblación de la perdiz. Nos confirmaron que la Generalitat de Catalunya cría perdices que nos podrían proporcionar, pero la suelta no se puede efectuar en estas fechas por ser temporada de caza, ya que estas perdices están contempladas exclusivamente para la repoblación natural.

En este punto la Societat de Caça e Pesca Val d’Aran, con el fin de garantizar el éxito de la temporada de caza menor, ha adquirido 150 perdices en el mercado privado.

En palabras de Roque J. Caparrós, responsable de caza menor “Desde la junta directiva, ya hemos hecho los trámites convenientes, para que en la primavera de 2016, a través del Conselh Generau d’Aran,  se nos proporcionen las perdices que la Generalitat de Catalunya cría en la granja de Torrefarrusa, para repoblar el año que viene”.

Agradecimientos para los socios, José Morales, Manuel Jiménez, José Luis Barba y Roque J. Caparrós, que participaron en esta repoblación.