Estrenando la nueva temporada de pesca 2016 en la Val d’Aran, nos hacen llegar las fotografías de las primeras capturas.
Las truchas han sido pescadas a látigo sin muerte.

La pesca sin muerte es una modalidad de pesca que gana popularidad día a día, ya que permite realizar capturas ilimitadas, pudiendo depurar la técnica de pesca elegida, de un modo totalmente inocuo para el ecosistema.

También fomenta que las truchas adquieran experiencia, obligando al pescador a ser mucho más hábil en futuras capturas.

Sin duda a los que nos gusta pescar, nos gusta la pesca sin muerte, ya que nos hace mejores pescadores.