Hoy se ha realizado la primera repoblación de 4 ejemplares de cabra pirenaica.

En una segunda fase, se volverán a liberar nuevos ejemplares de cabra pirenaica capturadas en su estado salvaje.

 

El año 2013 el Conselh Generau d’Aran hizo una reunión con los presidentes de las Asociaciones Ganaderas y con las Sociedades de Caza de Pesca del país.

En este primer encuentro se trató sobre el proyecto de devolver en las montañas aranesas la HERC, nombre antiguo de la cabra pirenaica (actualmente conocida como cabra hispánica).

DSC_0236
El conselhèr de Agricultura, Ganadería y Medio Natural de Aran, Jose E. Arró, con el técnico de Medio Natural del CGA, Ivan Afonso, en el momento de liberar a lasa cabras pirenaicas.

 

Los últimos ejemplares del bocardo de los Pirineos murieron en Ordesa, por lo tanto la subespecie de bocardo hoy en día existente es la cabra pirenaica. Esta especie había poblado en las montañas del macizo del Pirineo antes que el rebeco.

El año 2014 el Estado español llegó a un acuerdo con el Estado francés para facilitar ejemplares de cabra pirenaica que fueron repoblados en la vertiente francesa de la Ariège.

A partir de esta repoblación en el Pirineo francés, el Conselh Generau d’Aran mantuvo un nuevo encuentro el pasado día 13 de este mes de octubre con los representantes de las Asociaciones Ganaderas y Sociedades de Caza y Pesca del país para tomar el acuerdo de hacer una primera repoblación de 4 ejemplares de cabra pirenaica (1 macho cabrío y 3 cabras).

DSC_0244
La técnica de Agricultura, Ganadería y Medio Natural del CGA, Judit Jaquet, con la veterinaria.

 

Previamente estos ejemplares han estado en cuarentena para tener la seguridad que sanitariamente se encuentran en buen estado y no son portadores de ninguna enfermedad. Este era el requisito impuesto por todas las partes previos a la repoblación: evitar cualquier posibilidad de afectación sobre la sanidad animal.

En una segunda fase, se volverán a liberar nuevos ejemplares de cabra pirenaica capturadas en su estado salvaje y que previamente también tendrán que superar la prueba de su estado sanitario.

DSC_0243
El conselhèr Arró con los fortestales del CGA observando las cabras pirenaicas reintroducidas en Aran.

 

El conselhèr de Agricultura, Ganadería y Medio Natural de Aran, Jose E. Arró ha manifestado “esta repoblación no comporta ninguna limitación ni restricción en la práctica de la caza en Aran, lo que se pretende es que la cabra pirenaica se adapte a su entorno natural conviviendo con todas las actividades que en este momento se desarrollan”.

Arró ha añadido “si su adaptación es positiva y se reproduce con normalidad, en un futuro pasará a ser especie cinegética y su caza será regulada al igual que actualmente se hace con las otras especies de caza mayor”.

Nota de prensa original del Conselh Generau d’Aran