Entre el pasado viernes 21 de julio y el lunes 24 de julio, Los Agentes de Medio Ambiente del Conselh Generau d’Aran, en colaboración con la Societat de Caça e Pesca Val d’Aran, han repoblado de trucha, los ríos Barradòs, Joeu y Torán, con 10.000 truchas soltadas en cada uno aproximadamente.

Estas repoblaciones se realizan con el objetivo de recuperar la población de truchas de la Val d’Aran, mermada debido a las riada del 2013.

Se están repoblando alevines autóctonos criados en la piscifactoría de Era Bòrdeta, con unas medidas comprendidas entre 6 y 8 centímetros.

Durante la siguiente semana, se realizarán más repoblaciones en diferentes ríos de la Val d’Aran, con unas 50.000 truchas más aproximadamente.